EL CONTROL DE LA NATALIDAD

Las gónadas de la mujer son los ovarios, los pechos y el útero, y las del varón los testículos, el Phalo y la glándula próstata. Es ostensible que tales glándulas generativas resultan siendo en el fondo maravillosos micro-laboratorios sexuales.

Es incuestionable que las citadas glándulas poseen doble función pues tienen secreción externa e interna. Si bien es cierto que los ovarios producen el óvulo, no deja de ser menos evidente que también incretan una sustancia endocrina formidable que vitaliza a la mujer y la hace femenina. Es verdadero, efectivo y real, que los testículos tienen el ENS SEMINIS (la entidad del semen) como secreción externa entre la cual flotan los zoospermos que de hecho vienen a ser los gérmenes vitales de la existencia. La increción hormonal intima de la corteza de los testículos es el poder maravilloso que da energía al varón y que lo hace esencialmente masculino.

El macho normal es el que tiene gónadas masculinas normales. Los ovarios regulan muy sabiamente la distribución del calcio en la mujer y esto ya está demostrado.

El desmesurado número de embarazos por razón de circunstancias, origina los terribles casos de osteomalacia o deformidades por huesos blandos, que son tan comunes en los distintos países densamente poblados del mundo en que vivimos. Se ha podido verificar científicamente que los embarazos muy frecuentes usan en verdad todas las reservas del calcio, y entonces es obvio que los huesos se resienten.

Cualquier médico puede patentizar, evidenciar por si mismo que muchas mujeres padecen molestias en la dentadura durante la preñez.

En los hombres los testículos (también llamados intersticiales) regulan el calcio en los huesos, dándoles fuerza y estabilidad. A través de muchos años de observación y experiencia, los sabios han podido verificar que el varón de huesos muy fuertes es por regla general muy viril sexualmente.

Ya está completamente comprobado mediante observaciones científicas profundas, que algunas de las endocrinas actúan inteligentemente como aceleradoras de las glándulas sexuales y otras disminuyen dicha acción. Eminentes biólogos de los cuales no podemos dudar, conceptúan que la glándula Timo detiene el apetito sexual.

Se sabe que los ovarios emiten óvulos cada veintiocho días de acuerdo con el ciclo lunar. Es evidente que tal gameto femenino es recogido en una de las trompas de Falopio y conducido al útero en dónde debe encontrarse con el germen masculino (espermatozoide) si es que una nueva vida ha de empezar. Está demostrado hasta la saciedad que no existe en la vida fuerza más impelente en su expresión que el esfuerzo que hacen los gérmenes masculino y femenino por encontrarse.

El control de la natalidad es un delito; el control de la fecundación es un deber. Por estos tiempos de crisis mundial y explosión demográfica, existen por ahí tres sistemas absurdos para el control de la fecundación. A. -FÍSICO. B. -QUÍMICO. C. -BIOLÓGICO.

Se incluyen dentro del primer sistema: pesarios, espirales, condones, membranas etc.,

El segundo sistema comprende pomadas espermaticidas a base de Arsénico, Mercurio, etc. (Venenos celulares)

Dentro del tercer sistema se encuentran incluidas las píldoras anovulatorias; ligaduras de trompas o de cordón espermático; Ovulen 28; Anovlar 21; Retes, etc.

Es obvio que todos los procedimientos físicos anticonceptivos, mecanicistas en un cien por cien, además de originar destrucciones orgánicas muchas veces irreparables, relajan en forma radical la ética humana y conducen a la degeneración. Es incuestionable que las pomadas de todo tipo aplicadas a la vagina, causan irritaciones químicas y desequilibrios en las células del cuello de la matriz. Es indubitable que todos los anovulatorios biológicos, aquello que evite la caída del óvulo a la matriz, causa espantoso desequilibrio del maravilloso eje Hipófisis-Gónadas.

Es indispensable comprender a fondo el tremendo, poder de esos agentes vitales llamados Lisosomas, sin los cuales jamás podría mantenerse vivo el núcleo de la célula orgánica. Es a todas luces manifiesto, claro y positivo, que los Lisosomas estabilizados del zoospermo y óvulo originan sanas y fuertes.

La píldora anticonceptiva y demás elementos biológicos y químicos destruyen los Lisosomas de zoospermos y óvulos originando entonces, criaturas enfermas, locos, paralíticos, sordomudos, ciegos, idiotas, homosexuales, mujeres lesbianas, etc. Los hombres de ciencia han podido verificar por si mismos, que las pomadas aplicadas al cuello de la matriz con el propósito de bloquearla, destruyen Lisosomas celulares.

Esos Lisosomas destruidos actúan libremente aniquilando células y originando úlceras y cáncer en las paredes vaginales y cuello de la matriz. Los Lisosomas en plena, actividad armoniosa, dentro de la célula viva constituyen el fundamento de la existencia.

Existen variadas formas de Lisosomas:

Amilasas (Hidratos de Carbono)

Lipasas (Grasas)

Catalasas

Oxidasas

Penoxidas

Proteasas (Proteínas)

Hidralasas (Hidrógenos)

Es ostensible que el Lisosoma en sí mismo es un centro ELECTRO-MAGNÉTICO enzimático. En el núcleo viviente de la célula radica el mesón K que al irradiar hacia la periferia da origen a los Lisosomas intracelulares por la Ley del eterno HEPTAPARAPARSHINOKH.

En armonía con el infinito, en contacto con la naturaleza, se estabilizan la tensión superficial, la presión osmótica y oncótica de todas las células, glóbulos rojos, zoospermos, etc., El Fab, los detergentes, insecticidas, pomadas espermáticas, drogas, hormonas de animales, monóxido de carbono, etc., destruyen los Lisosomas de zoospermos, óvulos, etc.

El aire vital fuera de las ciudades, el Prana de los bosques, el sol, el agua pura, etc. fortifican y enriquecen el organismo con prodigiosos Lisosomas. Ciertamente los Lisosomas son los agentes activos del fondo vital (LINGAM-SARIRA.) Es indubitable que los procedimientos físicos, químicos y biológicos en boga para el control de la natalidad destruyen Lisosomas, originan espantosas enfermedades y acaban con la vida.

El MOVIMIENTO GNÓSTICO INTERNACIONAL tiene procedimientos y métodos científicos revolucionarios para el control de la fecundidad. Nuestro sistema tiene ventajas formidables cual es la de no destruir Lisosomas. Nuestro plan construye Lisosomas, enriquece el organismo humano, lo vitaliza.

Quiero referirme en forma enfática al SAHAJA MAITHUNA Indostán; la famosa CARETZA italiana. Existe abundante documentación sobre todo esto en el famoso KAMA KALPA hindú; en las obras de todos las alquimistas medioevales; Sendivogius, Paracelso, Nicolás Flamel, Raimundo Lulio, etc. Es lamentable que el KAMA SUTRA Indostán haya sido adulterado y deformado en forma monstruosa, siniestra, abominable.

Los biólogos han podido evidenciar a través de muchos años de observación y experiencia directa, que las glándulas sexuales no son cápsulas cerradas, pues excretan e incretan hormonas. Esta palabra hormona, viene de una raíz griega que significa ansia de ser, fuerza de ser. Es ostensible el asombroso poder vital de las hormonas sexuales; ahorrarlas, incretarlas, hacerlas retornar hacia adentro y hacia arriba con el sano propósito de enriquecer la vida, no es un delito.

Se ha podido comprobar plenamente que las incresiones sexuales hormonales, intensifican la producción hormonal de todas las glándulas endocrinas. El torrente sanguíneo conduce hormonas sexuales, las transporta, las pone en contacto con todos esos MICRO-LABORATORIOS glandulares. No-eyaculación del semen, es algo radical para evitar la fecundación e intensificar la increción hormonal.

Si el hombre evita la eyaculación y la mujer el orgasmo, queda resuelto el problema de la fecundidad. Thelema, (Voluntad) es lo que se requiere para retirarse a tiempo, antes del espasmo sexual.

El deseo sexual refrenado hará subir la energía, creadora; así es como el cerebro se seminiza y el semen se cerebriza. Es obvio que el semen puede transformarse en energía; es incuestionable que la energía sexual asciende hasta el cerebro. Es cierto, patente y manifiesto, que existen canales nerviosos específicos, para el ascenso de la energía sexual; desgraciadamente el bisturí no podrá encontrarlos porque estos pertenecen a la cuarta dimensión.

Quiero referirme ahora en forma concreta a ese par de cordones nerviosos conocidos en la India con los nombres de Ida y Pingalá. En el hombre, Ida parte del testículo derecho y Pingalá del izquierdo; en la mujer, este orden se invierte partiendo de los ovarios.

Estos dos finísimos canales nerviosos, se anudan graciosamente en el hueso coxígeo y luego ascienden como dos serpientes enroscadas en la espina dorsal hasta el cerebro. El ascenso continuo de la energía sexual a lo largo de estos canales nerviosos se transforma radicalmente, nos convierte en MUTANTES, (Genios). Estamos hablando concretamente de SAHAJA MAITHUNA, (SEXO-YOGA), TANTRISMO BLANCO. Este es el único sistema: sano para resolver el gravísimo problema de la explosión demográfica. Esta es la clave para controlar en forma inteligente y sin perjuicio alguno, la fecundidad humana.

Resulta ostensible el espantoso sacrificio de la NO-EYACULACIÓN para las personas lujuriosas. Es conveniente afirmar que la naturaleza no hace saltos; puede y hasta debe el principiante realizar el cambio poco a poco, si realmente se quiere consolidar, afianzar, fijar nuestro sistema, considero necesario empezar con practicas sexuales cortas, tiempo muy breve; cuando mucho de uno a cinco minutos diarios.

Es incuestionable que después se puede alargar el tiempo en cada práctica. Los grandes atletas de la SEXO-YOGA suelen practicar el SAHAJA MAITHUNA durante una hora diaria. De ninguna manera es conveniente empezar con largas prácticas sexuales; el cambio debe realizarse en forma metódica y con muchísima paciencia, sin desmayar jamás.

El movimiento del Phalo dentro del útero debe ser lento y muy suave, evitando toda violencia. Conviene recordar que si los movimientos sexuales se hacen muy fuertes, el resultado es el espasmo con lamentable pérdida de licor seminal. Guando sobreviene el peligro de eyacular, se puede evitar mediante el control del aliento.

En este caso el varón sacará el Phalo rápidamente de entre la vagina y se acostará en decúbito dorsal (boca arriba); luego retendrá el aliento cerrando sus fosas nasales con los dedos Índice y pulgar. Si tiene que volver a inhalar lo hará procurando retener el aliento lo más posible.

En esos momentos deberá refrenar intensamente e imaginar que su energía sexual asciende por entre los dos canales de Ida y Pingalá hasta el cerebro. Este mismo procedimiento puede y debe utilizarlo la mujer para evitar el orgasmo y la pérdida del licor sexual femenino.

En la tierra sagrada de los vedas cualquier YOGUINA que conozca el SAHAJA MAITHUNA, sabe controlar el peligro del espasmo mediante la retención del aliento. Si el neófito fracasa al principio en este esfuerzo, no debe desmayar, al fin aprenderá con mucha paciencia y esfuerzo. Una de las maravillosas ventajas de nuestro sistema es la de conservar la potencia sexual durante toda la vida.

En el futuro «MENSAJE DE NAVIDAD 1970-1971», enseñaremos el método práctico para engendrar hijos sanos, inteligentes, fuertes, a voluntad y dentro de un orden debidamente planificado.

Publicado en Mi Regreso al Tibet

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal