LA GLÁNDULA TIMO

El TIMO es una glándula de secreción interna muy importante y nosotros debemos estudiarla profundamente. Los hombres de ciencia saben muy bien que tal glándula se halla situada debajo de la tiroides, en la cavidad mediastínica superior anterior, (detrás de los huesos superiores del pecho.)

Cualquier biólogo sabe por observación y experiencia directa, que el TIMO usualmente consiste de dos lóbulos longitudinales unidos a través de un plano central. Es admirable la construcción de esta glándula, maravillosa, formidable; cada lóbulo está extraordinariamente formado por divisiones aún más pequeñas llamadas lobulillos. Es ostensible y cualquier científico puede comprender que cada lobulillo comprende una porción externa o corteza y una porción central o médula. El TIMO del niño es relativamente grande, pero a todas luces resulta claro verificar que durante la última parte de la niñez, el peso de esta glándula disminuye gradualmente con relación al peso del cuerpo.

La biología enseña que la TIMO evoluciona en los niños maravillosamente hasta adquirir un peso específico de 25 a 40 gramos. Los endocrinólogos no ignoran que tal glándula inicia sus procesos involutivos generalmente entre los once y los catorce años de edad. Tal regresión es muy lenta y dura toda la vida.

Un sabio autor cuyo nombre no menciono dijo textualmente lo siguiente: "Todavía no sabemos lo suficiente acerca de la glándula Timo, pero parece ser la que domina el crecimiento del niño antes de la pubertad". "Inhibe la actividad de los testículos y de los ovarios. La castración causa el crecimiento persistente del Timo". La extracción del Timo, o su inhibición por medio de los rayos X, apresura el desarrollo de las gónadas. La acción continuada del Timo, después de la pubertad, es causa de peculiaridades en la expresión sexual. Prácticas degeneradas, repulsivas, invariablemente aparecen en las personas en que predomina la función del Timo. El Timo impide la diferenciación y detiene la transformación hacia una expresión sexual positiva, ya sea que se trate de hombre o mujer. Si a los renacuajos se les alimenta con sustancia Timo, se les impide su desarrollo y diferenciación en rana-macho o hembra. Las personas en que predomina la función del Timo, se vuelven homosexuales.

El macho no llega a ser enteramente macho, y como hay todavía en él tanto que es potencialmente femenino, gusta de la sociedad del varón más que de la sociedad de la hembra. La hembra será todavía potencialmente varón y por lo tanto gozará más de la compañía de la hembra.

Multitud de degenerados y criminales son principalmente personas en las que la acción del Timo predomina. El Timo parece ser el constructor del cuerpo de la criatura, suministrando muchos de los elementos necesarios para su estructura. El Timo principia a detener su acción durante la pubertad y por lo tanto es supone ser la glándula propulsora del crecimiento infantil.

A los animales que se les ha extraído la glándula Timo se les ha retardado el proceso de calcificación. Parece que el Timo domina en el sistema linfático.

Los infrasexuales degenerados, homosexuales y lesbianas, en quienes predomina lamentablemente la acción de la Timo, son el resultado fatal de la semilla degenerada. Es ostensible que la semilla degenerada no sirve para la AUTO-REALIZACIÓN INTIMA DEL SER. Si el germen no muere, la planta no nace; es obvio que solo de la semilla normal puede nacer el HOMBRE REAL y verdadero.

El homosexualismo y el lesbianismo, acusan, indican, señalan un proceso involutivo, regresivo, descendente. Resulta patético, claro y manifiesto, que ninguna escuela legitima de regeneración, admitiría jamás dentro de su seno semillas degeneradas.

Publicado en Mi Regreso al Tibet

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal