LAS CAUSAS DE LA EXISTENCIA

Podemos y debemos clasificar las múltiples cansas de la existencia en tres órdenes:

A.- Causas físicas.

B.- Causas metafísicas.

C.- Causas Kármicas.

Es obvio que el primer orden cósmico de causalidad, ya ha sido estudiado aunque sea en forma superficial por los hombres de la ciencia oficial. Es incuestionable que el segundo orden causal cósmico, ha sido investigado muy a fondo por los sabios orientales. Es ostensible que el tercer orden causal cósmico ha sido escudriñado con el ojo abierto de Dagma por los JIVANMUKTA o ADEPTOS AUTO-REALIZADOS.

Dentro de la primera categoría están incluidas todas las leyes físicas conocidas. (Gravitación, cohesión, peso, etc.)

Dentro de la segunda categoría causal está muy escondido el deseo de vivir en el mundo físico; el anhelo de vida senciente; una resultante manifiesta de Nidana y de Maya, (Ilusión). En la tercera categoría se encuentran las leyes de acción y consecuencia; no hay efecto sin causa.

Antes del rayar de la aurora del MAHAMVANTARA, los dos primeros órdenes causales habían sido destruidos. Resulta ostensible que si el tercer orden hubiera sido destruido, el universo solar en el cual vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser, jamás habría nacido en el espacio infinito. Es incuestionable que cualquier mundo o sistema solar que venga a la existencia cósmica es el resultado del KARMA.

En el pretérito sistema, solar representado ahora por todas las lunas de nuestro sistema de ORS, los dioses trabajaron intensamente y hasta tuvieron sus errores... Los dioses también se equivocan...

Los mundos del pasado sistema son ahora cadáveres, lunas... Cada uno de los planetas actuales de nuestro sistema solar esta relacionado con estas lunas. La tierra no es una excepción. Esto lo saben los divinos y los humanos...

La tierra es una viva reencarnación del ALMA-LUNAR; Esto lo sabe cualquier MAHATMA. Desgraciadamente y para colmo de males nuestro fuego planetario terrestre es muy pobre y está cargado de KARMA lunar. Esto se debe a que los frutos de tal fuego fueron otrora muy pobres en el mundo lunar; así está escrito en el libro de la ley. El resultado Kármico lo tenemos a la vista en este valle de lágrimas; Ciertamente la humanidad terrícola es un caso perdido... tú lo sabes.

Si los dioses no hubieran debido karma cósmico, la tierra y todo el sistema solar de ORS, no existirían actualmente.

Antes de la aurora del GRAN DÍA, lo invisible que ES y lo visible que fue, permanecían en el eterno NO-SER EL ÚNICO SER.

Publicado en Mi Regreso al Tibet

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal