TATWAS Y HORMONAS

Existe el éter en estado ígneo. (Tejas). Existe el éter en estado gaseoso o fluídico, como principio del aire. (Vayú). Existe el éter en estado acuoso como principio del agua. (Apas). Existe el éter en estado pétreo como principio mineral (Prithvi).

Estos son los Tatwas de los indostaníes. Cuando estos Tatwas cristalizan, o se condensan, tenemos entonces los elementos físicos, fuego, aire, agua y tierra.

Nuestro cuerpo etéreo está formado de Tatwas. Los Tatwas, los chacras están íntimamente relacionados. Los Tatwas entran a los chacras y luego pasan al interior de las glándulas de secreción interna. Dentro de las glándulas los Tatwas intensifican el trabajo de esos minúsculos laboratorios endocrinos transformándose en hormonas.

Los Tatwas entran al organismo, pero no vuelven a salir de él.

Los Tatwas se transforman también en genes y cromosomas que más tarde vienen a transformarse en espermatozoides.

Todo sale del éter, todo vuelve al éter.

El Éter es la condensación de una sustancia llamada Akasha. Esta sustancia es la primera radiación de la raíz Mulaprakriti, o materia primordial insípida e indiferenciada entre los Alkimistas como el Ens Seminis. (La entidad del semen).

Akasha es la radiación ígnea de la materia primordial. Akasha está contenido en el semen. Los Alkimistas dicen que el agua es el habitáculo del fuego. Akasha es el Kundalini de los indostaníes.

La materia primordial está representada por las aguas de todos los génesis religiosos. El Protoplasma de toda nebulosa ha sido primero etéreo. Si vamos más lejos tenemos que aceptar que detrás de todo efecto existe una causa. El Éter mismo tiene que tener una causa. Nosotros hemos aprehendido de los Yoguis del Indostán, que detrás del éter está el Akasha. Dicen los sabios orientales que el Akasha es un mar de fuego. Dicho fuego súper-astral está contenido en el Ens Seminis (el Mulaprakriti de los sabios de la India). El Ens Seminis son los átomos simientes de toda materia conocida. Akasha es sonido Primordial. Akasha es fuego súper-astral. El sonido condensa por meditación de Akasha. La Serpiente del Kundalini es fuego y es sonido. Nadie podría encarnar el Verbo, sin levantar la serpiente sagrada. Sin Akasha es imposible concretar y cristalizar el sonido.

Los Vayus Pranas son ondas sonoras del Akash. Esas ondas sonoras se condensan en los Tatwas del éter. Los Tatwas se cristalizan en los cuatro elementos de la naturaleza: fuego, aire, agua y tierra. En conclusión el mundo físico-químico, resulta una materialización del sonido. El Mundo físico-químico es sonido condensado. No aceptarnos un dios antropomórfico y dogmático, pero científicamente aceptamos al sonido como causa causorum del Universo.

Tiene que existir también una causa para los sonidos pre-cósmicos. Los grandes sabios orientales nos hablan de Logos Solar. El doctor Krumm Heller decía que el Logos suena. Ciertamente El Logos es unidad múltiple perfecta. El Logos es e] ejército de la Palabra. El Logos es el Verbo. "En el principio era el verbo, y el verbo era con Dios, y el Verbo era Dios". "Este era en el principio con Dios". "Todas las cosas por él fueron hechas; y sin él nada de lo que es hecho, fue hecho". "En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres". "Y la luz en las tinieblas resplandece; mas las tinieblas no la conocieron

EL LOGOS NO ES UN INDIVIDUO. EL LOGOS ES UN EJERCITO DE SERES INEFABLES.

Publicado en Nociones Fundamentales de Endocrinologia y Criminologia

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal