EL CAPITAL

CARLOS MARX dijo: "EL CAPITAL PRIVADO ES UN ROBO AL PUEBLO". EL PARTIDO SOCIALISTA CRISTIANO LATINO-AMERICANO dice: EL SUPER CAPITALISMO ESTATAL SOVIÉTICO, es un robo al pueblo.

EL CAPITAL es de quien lo trabaja; los trabajadores trabajan el CAPITAL; el CAPITAL es de los trabajadores.

El ESTADO no trabaja el CAPITAL, el CAPITAL no es del ESTADO. El dueño particular no puede trabajar el CAPITAL, tan sólo puede administrarlo, dirigirlo, gobernarlo.

En esto existe una excepción y ésta es la de los pequeños capitales individuales, pequeños negocios, pequeñas industrias, casos en que el trabajador tiene que administrarse solo, donde no hay empleados.

Afirmar que los DUEÑOS de esos pequeños capitales son LADRONES, es cometer un CRIMEN contra el pueblo.

Vamos a estudiar ahora el caso de los GRANDES CAPITALES, no el caso de los pequeños CAPITALISTAS donde el dueño mismo es ADMINISTRADOR y OBRERO de su pequeño negocio, donde no pueden haber empleados porque no hay con que pagarlos.

Hablemos concretamente de toda empresa donde exista un PATRÓN y un grupo de trabajadores.

El CAPITALISTA divide realmente el CAPITAL en la siguiente forma: 1° CONSTRUCCIONES Y MAQUINAS. 2° MATERIAS PRIMAS Y SALARIOS. La primera es CAPITAL FIJO. La segunda es CAPITAL CIRCULANTE.

Los TRABAJADORES son los que producen las utilidades sobre el CAPITAL, porque éste se halla contenido en las mercancías fabricadas por aquellos.

Sin trabajadores no existen mercancías y sin éstas, las utilidades sobre el capital serían imposibles.

El CAPITAL CONSTANTE no agrega sino su propio valor a los nuevos productos.

Analizando juiciosamente esta cuestión de las utilidades sobre el CAPITAL, llegamos por deducción lógica a la conclusión de que LAS UTILIDADES son de los trabajadores.

Podría objetarse esta conclusión LÓGICA, afirmando que los trabajadores no trabajan gratis, que reciben un SALARIO, pero si apelamos a las matemáticas, salimos triunfantes con nuestra conclusión.

El SALARIO que se paga a los trabajadores, por muy bueno que éste sea, no puede ser jamás el exacto equivalente de ese trabajo fecundo y creador que produce tan ricas utilidades.

Los trabajadores de las GRANDES EMPRESAS producen enormes riquezas, mercancías que valen millones de Dólares y sólo reciben como pago, míseros salarios de hambre, que apenas sí les alcanza para vivir una vida miserable.

El error de los GRANDES CAPITALISTAS consiste en suponer que las UTILIDADES LIQUIDAS son el resultado de sus propias habilidades, olvidando lamentablemente el trabajo fecundo y creador de los TRABAJADORES.

Los CAPITALISTAS recuerdan a cada INSTANTE el capital original introducido en la producción, construcciones, maquinarias, materias primas, salarios, etc. y suponen que por ello tienen derecho absoluto sobre las utilidades líquidas olvidando en forma lamentable el sobre trabajo, el trabajo difícil, el trabajo complicado de los trabajadores.

Hombres, máquinas, materias primas, construcciones, etc., sólo tienen un solo objetivo para el CAPITALISTA y éste es, producir ricas utilidades líquidas sobre el CAPITAL.

Las mercancías fabricadas por los TRABAJADORES contienen en sí mismas en estado potencial, las utilidades monetarias que se desarrollan poco a poco durante el proceso de circulación comercial.

El comercio en SI MISMO no puede jamás producir mercancías, estas ultimas son fabricadas por los trabajadores.

El precio de costo de las mercancías, es igual al CAPÍTAL CONSTANTE más el capital VARIABLE.

El CAPITALISTA agrega al precie de costo, un beneficio que se divide en ganancias para el empresario y en interés para el CAPITAL colocado.

El precio de costo, más el beneficio, constituyen el precio de producción tal como lo establecen y entienden los CAPITALISTAS.

EL CAPITAL ESTATAL SOVIÉTICO NO RESUELVE ESTE PROBLEMA. En la URSS el AMO es el ESTADO y el pueblo el esclavo.

En RUSIA las UTILIDADES LIQUIDAS sobre el CAPITAL, caen en las manos de los CAPITALISTAS SOVIÉTICOS de nuevo tipo, bajo la forma de SALARIOS por el "TRABAJO" cumplido como miembros de los comités de Dirección de las distintas empresas.

Esos sujetos son "MIEMBROS DEL COMITÉ DE DIRECCIÓN" de tal o cual empresa estatal, sólo nominalmente, ya que no hacen nada absolutamente, ni pasan por allí, pero sí se dan el lujo de cobrar fantásticos y extraordinarios salarios superiores a aquellos que reciben, aquellos que sí trabajan verdaderamente.

Tras las grandes empresas ESTATALES SOVIÉTICAS, se esconden secretas camarillas que se roban las utilidades líquidas.

La lista de los MILLONARIOS SOVIÉTICOS está integrada por 940 individuos astutos y perversos que se dedican a propagar los principios MARXISTAS-LENINISTAS.

En la URSS los trabajadores trabajan hasta catorce y dieciséis horas diarias con míseros salarios de hambre y sin derecho a comer lo que quieran porque todo está reglamentado y la comida sólo se puede comprar con tarjeta de racionamiento.

El problema relacionado con las utilidades sobre el CAPITAL se resuelve inteligentemente mediante la repartición mensual de las utilidades líquidas entre los trabajadores de las empresas.

Debe considerarse a los trabajadores como socios industriales y no como esclavos pagos.

La utilidad repartible se dividirá en dos partes iguales; la primera se repartirá entre los trabajadores; la segunda se dejará para fondos de la empresa.

Es urgente comprender la necesaria e indispensable reinversión de capitales con el propósito inteligente de NO dejar agotar el capital de la empresa.

Los trabajadores y Capitalistas conciliarán así sus opuestos puntos de vista, mediante la JUSTA repartición de las utilidades sobre el capital.

Los contadores públicos tendrán qué resolver en cada país LATINO-AMERICANO, qué tanto por ciento debe repartirse según el tipo de la empresa y la condición económica del país.

Hay que definir cuál será la posición en el caso de ventas de activos fijos, hay que aclarar la posición que adoptarán los trabajadores en caso de que la contabilidad sea alterada, o bien se escondan otros ingresos, es también urgente aclarar el concepto EMPRESA.

El SOCIALISMO CRISTIANO LATINO-AMERICANO afirma que el CAPITAL es de los trabajadores y que los dueños titulares son tan sólo los ADMINISTRADORES.

El SOCIALISMO CRISTIANO LATINO-AMERICANO defiende la libre iniciativa individual y el capital obrero, esto es mejor que caer en las garras del DIABLO ROJO.

La AMÉRICA LATINA está al borde de una GRAN CATÁSTROFE y la única tabla de salvación es el SOCIALISMO CRISTIANO.

El CAPITAL DE ESTADO NO RESUELVE NADA. EL CAPITAL DE ESTADO crea de hecho un nuevo tipo de esclavitud y eso es todo.

Resulta absurdo echarse como una ramera en brazos del MONSTRUO SOVIÉTICO.

Publicado en Plataforma del POSCLA

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal