EL PARAÍSO SOVIÉTICO

Kruschev el depuesto PRIMER MINISTRO de la URSS dijo: "Cuando todos vean que en los países Socialistas (SOVIÉTICOS) la gente vive bien, goza de iguales derechos, tiene buenas casas, está bien alimentada, tiene la jornada más corta porque es dueña de sus talleres y fábricas y no sufre explotación de nadie, cuando vean que la ciencia se desarrolla con más rapidez y más prósperamente en estos países, que todos pueden obtener una Educación Superior y hallar cauce para sus aptitudes en cualquier esfera del trabajo físico o mental, que la gente goza de beneficios materiales, cuando vean que a resultas de la mayor productividad del trabajo y de menor jornada, el hombre tiene cada vez más tiempo libre para desarrollar su ingenio y dedicarse al arte de acuerdo con su inclinación; entonces, sólo un idiota y perdonen la palabra, podría estar en contra".

Estas palabras del DEPUESTO primer MINISTRO Kruschev son muy bonitas y como propaganda Comunista son FORMIDABLES pues cualquiera se como el cuento y hasta se dispone a dar la vida por el MARXISMO-LENINISMO, pero la

cruda realidad de los hechos no coincide con la propaganda Soviética.

Las matemáticas no mienten jamás y es muy significativo que las Estadísticas nos informen que hay más Comunistas en la Europa Occidental dominada por la propaganda Soviética, que en la Europa Oriental donde ya se conoce la cruda realidad comunista.

En el mundo Soviético todos los partidos comunistas juntos no llegan a tener doce millones de miembros, mientras que tan sólo en Europa Occidental donde se come propaganda Comunista por toneladas, hay más de trece millones de comunistas, sin contar a los millones de FILOCOMUNISTAS, etc.

La tremenda realidad de todo esto es que en la UNIÓN SOVIÉTICA ya la gente no puede ser engañada por la PROPAGANDA ROJA como sucede en los países occidentales donde todavía los ignorantes creen en el PARAÍSO SOVIÉTICO.

En la URSS ya no hay propaganda roja que valga porque el pueblo ya sabe demasiado lo que es el azote MARXISTA-LENINISTA.

Los pueblos esclavizados por el MARXISMO-LENINISMO ya saben demasiado y eso no se lo perdona el ESTADO.

Sólo a base de SANGRIENTAS DICTADURAS, "PURGAS" de tipo STALINISTA, deportaciones en masa, trabajos forzados, destierros a Siberia, etc. puede sostenerse el SOVIET.

En las REPÚBLICAS SOCIALISTAS SOVIÉTICAS el pobre proletariado sufrido y humillado ha sido engañado y defraudado porque no es el proletariado quien manda, sino ciertas camarillas de millonarios poderosos que se han adueñado de todas las riquezas.

En la China, los antiguos mandarines ricos del imperio celeste, han sido reemplazados hoy en día por sanguinarios mandarines rojos de hoz y martillo, tremendamente más materialistas, más ricos y más corrompidos y poderosos que los antiguos mandarines de la China Tradicional.

Los Rojos Mandarines Chinos tienen a su disposición no solo las riquezas de ese enorme país, sino también a esa enorme masa de esclavos chinos, pues en la llamada CHINA POPULAR o CHINA ROJA, cada ciudadano es fuera de toda duda, un esclavo.

Cabe aquí decir en forma oportuna, que toda la maquinaria que China le compra a Rusia, no es pagada con dinero sino con carne humana, con esclavos que son llevados a Siberia o a los pozos de petróleo o a las ricas minas de Ucrania, o de los Urales, etc., etc., etc.

El paraíso soviético es una tremenda farsa buena como para servir de carnada para pescar incautos.

La jornada de ocho horas de trabajo ya se acabó en los países Socialistas Soviéticos, ahora la jornada es de Catorce y dieciséis horas. Después de dieciséis horas de trabajo continuo en las llamadas COMPETENCIAS SOCIALISTAS de tipo obligado, cualquier obrero mecánico puede caer dormido de cansancio y una rueda asesina de engranaje transformarlo en una masa de carne sanguinolenta.

Esa es la cruda realidad del PARAÍSO SOVIÉTICO, todo lo demás es bonita propaganda roja.

EN RUMANIA dominada por EL SOVIET, entre los años 1948-1949 por la época de Navidad (Fecha de ALEGRÍA en otro TIEMPO), los infelices trabajadores sólo recibieron 800 leí, un salario de hambre que apenas les sirvió para comprar un kilogramo y medio de macarrones.

El primero de abril de 1949 los salarios de los trabajadores RUMANOS, fueron fijados, pero una cosa es lo que se dice en los contratos colectivos de trabajo y otra cosa lo que se le da en sobres a los engañados y oprimidos trabajadores, lloran los pobres trabajadores, protestan y luego son detenidos y llevados a los campos de concentración, a trabajos forzados en Siberia, etc. esa es la cruda realidad del paraíso Soviético.

El cincuenta por ciento de los obreros y pequeños empleados Rumanos fueron llevados a campos de trabajo forzado, separados de sus familias violentamente, enviados a montañas y terrenos pantanosos en campos de concentración llamados "campos de trabajó" que llevan nombres famosos como el de ASTILLERO ANNA PAUKER, ASTILLERO GHEORGHIU DEJ. Los muy reacios son castigados con prisión de cuatro a doce años juzgándoseles como saboteadores.

Los JERARCAS COMUNISTAS viven felices dándose la gran vida en los palacios de los antiguos Burgueses, poseen flamantes automóviles último modelo comprados a los "GRINGOS", reciben GRANDES SALARIOS y no tienen en sus corazones ni aún un átomo de piedad por sus antiguos: “CAMARADAS”.

El contrato colectivo en la URSS convierte de hecho a todo trabajador en un esclavo y sin derecho a cambiar de trabajo sin la aprobación responsable del partido.

El llamado TRABAJO VOLUNTARIO tras de la cortina de acero, ciertamente de VOLUNTARIO sólo tiene el nombre porque en realidad es un TRABAJO OBLIGATORIO y EXTENUANTE que se exige al pueblo y muy especialmente a las mujeres y a los niños.

Nadie en la URSS tiene derecho a recibir un empleo cualquiera y los niños no tienen derecho a ingresar a una Escuela Primaria sin haber prestado antes el llamado "TRABAJO VOLUNTARIO".

Millares de niños, mujeres, ancianos, fueron destinados a los trabajos de demolición de las ruinas dejadas por la guerra, muchísimos murieron bajo los espantosos derrumbes.

Los JERARCAS ROJOS no tienen en su corazón piedad para los que sufren, piedad para esos niños tiernos que cargan sobre sus espaldas ladrillos, piedra, palos, etc.

Los JERARCAS ROJOS no tienen un átomo de compasión para los ancianos, una chispa de piedad para las infelices mujeres del pueblo.

En la famosa obra ANNA PAUKER de los pantanos del río Prout, de tres mil infelices muchachos que durante tres meses trabajaron como esclavos entre el agua y el frío, el ochenta por ciento según diagnóstico medico estadístico, resultaron tuberculosos.

EN RUMANIA país dominado por el COMUNISMO ABOMINABLE, las cosas son terribles. Un kilogramo de azúcar vale 200 leí, uno de mantequilla 660 leí, de harina 40 leí, de macarrones 200 leí.

Todos estos productos son comprados por el ESTADO COMUNISTA a precios irrisorios: el trigo es comprado a 4 leí el kilogramo, para revenderlo bajo forma de harina a 40 leí o en macarrones a 200 leí el kilogramo.

Todas las "BONDADES" caras de los almacenes del Estado, jamás podrían ser compradas por los pobres trabajadores que ganan tan sólo 8.000 leí por mes y con toda una familia para alimentar.

Esas "BONDADES" caras son compradas por los Comunistas bien situados en el partido comunista y que reciben salarios que van desde 18 a 100.000 leí mensuales. (Nómina de 1949)

Los bonos para alimentación y vestidos son vendidos por los pobres trabajadores a ciertos individuos que se dedican al mercado negro, debido al hecho de no tener dinero para los artículos especificados en dichos bonos.

Los comedores-cantinas tan alabados por la propaganda roja no sirven para nada porque los precios son muy altos y los salarios demasiado bajos.

La vida tras la cortina de hierro es un INFIERNO en el SENTIDO COMPLETO de la palabra. EL PARAÍSO SOVIÉTICO ES UNA FARSA.

Tras la CORTINA DE HIERRO existe mucha hambre y aquellos lectores reaccionarios que no lo crean, les aconsejamos hacerse un viajecito detenido por todos estos países Comunistas; un viajecito de estudio y práctica, no un viaje de turismo y con mucho dinero; le aconsejamos viaje de proletario que tiene que buscar trabajo y debe aceptarlo donde lo encuentre, sólo así podrán los reaccionarios experimentar en carne propia la cruda realidad del COMUNISMO.

Cierto es y de toda verdad que si la DOCTRINA del CRISTO hizo un gran bien a la humanidad, la Doctrina de CARLOS MARX apestó al mundo llenándolo de dolor infinito.

Kruschev mismo dijo públicamente que en los ESTADOS UNIDOS se vivía mejor que en RUSIA.

Quienes visiten a los ESTADOS UNIDOS podrán evidenciar las palabras de KRUSCHEV.

Cualquier simple albañil, cualquier trabajador campesino en los Estados Unidos tiene su casa propia y su magnífico automóvil. Desgraciadamente todas esas comodidades han sido conseguidas explotando miserablemente a la AMÉRICA LATINA.

LOS IMPERIALISTAS CAPITALISTAS BURGUESES y los COMUNISTAS son los verdugos del pueblo.

CAPITALISTAS y COMUNISTAS lo único que hacen es engañar y explotar miserablemente a los sufridos y hambrientos trabajadores.

Muchos DECRETOS PRESIDENCIALES conducentes a solucionar los problemas Económicos, Políticos, Sociales, etc., etc., etc. han sido muchas veces frustrados debido a las leyes anticuadas y a reglamentos absurdos que de hecho van contra los intereses de los trabajadores.

La REVOLUCIÓN SOCIAL CRISTIANA no necesita de SANGRE Y AGUARDIENTE, ni de campos de concentración, ni de nuevas Siberias, ni de fusilamientos y cárceles, pero sí de SABIOS DECRETOS LEYES DE LA PRESIDENCIA verdaderos Legisladores del Proletariado.

Ante todo es necesario llevar a la PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA a los hijos del pueblo a verdaderos TRABAJADORES de pico y pala, a hombres del PROLETARIADO, jamás a POLÍTICOS ASTUTOS que nunca han hecho nada por el pueblo. Es la obra la que habla por el hombre no el hombre por la obra, "Por sus frutos los conoceréis".

Resulta absurdo dar el voto por un sujeto que nunca ha hecho nada por el pueblo, que jamás ha pertenecido a las filas del proletariado.

Es estúpido dar el voto por aquellos candidatos que imponen basándose en propaganda, las camarillas de zorros políticos, astutos y egoístas.

Los DECRETOS PRESIDENCIALES sólo pueden beneficiar a los pueblos cuando el PRESIDENTE es hijo del PROLETARIADO, cuando es el portavoz del PROLETARIADO, cuando por su boca habla el pueblo.

Publicado en Plataforma del POSCLA

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal