EL MOVIMIENTO GNOSTICO

El hombre se ha lanzado a la conquista del espacio sin importarle un comino los Platillos Voladores ni la cuestión Espiritual.

Rusos y gringos quieren conquistar la Luna y es claro que ALUNIZARAN, aunque los cohetes cósmicos resultan algo grotesco y hasta ridículo si los comparamos con los Platillos Voladores.

Lo más lamentable de todo esto, es el instinto agresivo de la humanidad terrestre. Quien se tome la Luna va a querer convertirla en una plataforma militar armada con potencial atómico.

Todavía no se han tomado la Luna tirios y troyanos y ya se habla de cohetes atómicos orbitales para destruir ciudades indefensas. Ese es el estado en que desgraciadamente se encuentra la humanidad terrestre.

El inventor de la Bomba H todavía no sabe el daño que le causó a la humanidad. Si una de esas bombas de Hidrógeno llegase a explotar en las zonas superiores de la atmósfera donde existe el depósito de Hidrógeno puro, se quemaría toda la atmósfera de la Tierra, cumpliéndose así la profecía dicha por Pedro en su segunda Epístola que a la letra dice así: “Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los Cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán desechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas”. (Ver 10. Epístola 2. San Pedro).

Es claro que antes de que esto sucediese, antes que a un loco se le ocurriese hacer este experimento con la bomba de hidrógeno, antes de que ella llegase a explotar en las zonas superiores de la atmósfera, donde está el hidrógeno puro de la Tierra, el depósito viviente de hidrógeno universal, podemos estar seguros de que ellos, los navegantes del espacio infinito, harían volar en pedazos el planeta Tierra, porque las humanidades de los otros planetas del sistema solar, no tienen qué sufrir las consecuencias de la explosión del hidrógeno terrestre.

Semejante catástrofe terrestre repercutirá espantosamente sobre los otros Planetas del sistema Solar y antes que ésta sucediese, ellos, los navegantes del espacio sideral, se verían obligados con dolor profundo a destruir este Planeta, haciéndolo volar en pedazos, porque no es justo que otras humanidades planetarias sufran las consecuencias de las locuras del hombre terrestre.

En estos instantes los habitantes de la Tierra están llenos de orgullo y soberbia. Los perversos han levantado la Torre de Babel con la cual piensan conquistar el espacio exterior y ya los habitantes de los otros mundos del sistema Solar, tienen orden de defenderse.

Los cohetes espaciales llegarán a la Luna inevitablemente. Después querrán estos terrícolas perversos y ensoberbecidos lanzarse sobre Marte.

El encuentro con las humanidades de otros Planetas es por lógica deducción, totalmente inevitable y a esta raza caduca y degenerada no le quedará más remedio que transformarse o perecer.

EL MOVIMIENTO GNOSTICO CRISTIANO UNIVERSAL quiere forjar grupos de hombres y mujeres de buena voluntad para dar la bienvenida a nuestros hermanos del espacio.

Millones de seres humanos llenos de soberbia, orgullo y perversidad, sólo creen en sus cohetes espaciales y en sus armas destructivas. Esas hordas de sabihondos están entregados a todos los vicios de la Tierra y se ríen a sus anchas de todo lo que huele a Platillos Voladores.

EL PUEBLO GNOSTICO de ninguna manera acepta al anticristo de la falsa ciencia ni menos puede creer que se pueda conquistar el espacio infinito sin habernos conquistado a sí mismos.

Sería absurdo suponer que las hordas bárbaras de la Tierra puedan conquistar a otros mundos y esclavizar a humanidades planetarias superiores.

EL PUEBLO GNOSTICO no acepta la perversidad de los bribones y ha resuelto organizar el EJERCITO DE SALVACION MUNDIAL con hombres y mujeres de buena voluntad que estén dispuestos con alegría a dar la bienvenida a nuestros hermanos del espacio sideral.

El Movimiento Gnóstico Universal establecerá por doquiera, en los distintos lugares de la Tierra, verdaderos cenáculos místicos, conducentes al estudio de las leyes cósmicas, con el propósito de preparar a las gentes para recibir a nuestros hermanos del espacio.

El Movimiento Gnóstico comprende la necesidad de las Naves Cósmicas para viajar a través del infinito, pero no cree que el camino de la perversidad, el orgullo y la cohetería sea precisamente el indicado.

El Cosmos infinito es sagrado y está gobernado por leyes divinas que no se pueden impunemente quebrantar sin recibir las desastrosas consecuencias.

Nosotros los Gnósticos estamos dispuestos a estudiar las leyes del espacio eterno con toda humildad y a los pies de nuestros hermanos del espacio. Sabemos que ese es precisamente el camino exacto que puede permitirnos navegar en las verdaderas Naves Cósmicas, por todo el espacio infinito.

Ahora necesitamos prepararnos acabando con todos nuestros defectos, disolviendo ese YO que llevamos dentro, ese Mefistófeles perjudicial.

Ya que en algunos lugares de la Tierra, muy secretamente, existen grupos humanos selectos que están en contacto con los visitantes cósmicos, de los cuales han recibido pequeñas cantidades de Naves Interplanetarias.

En los Himalayas llenos de nieve y frío, existe cierto grupo de Lamas que está en contacto con nuestros hermanos del espacio. Ese grupo posee muy en secreto cierta cantidad de Platillos Voladores, con los cuales viaja a través del infinito.

En otros lugares de la Tierra existen grupos similares que ya poseen los Platillos Voladores.

Estamos diciendo algo que ni remotamente pueden aceptar los bribones sabihondos, irónicos, sarcásticos y llenos de petulancia. Empero, qué importa a la ciencia y qué a nosotros?

Vamos, los hermanos del Movimiento Gnóstico a prepararnos humildemente para hacernos dignos y merecedores de recibir en grupos selectos y ocultos a los hermanos del espacio.

El 27 de diciembre de 1968 habrá de realizarse en Barranquilla, Colombia, Sur América, nuestro Segundo Congreso Gnóstico. Este evento será Internacional debiendo concurrir las delegaciones de todos los SANTUARIOS GNOSTICOS de América.

Entre otras cosas el Congreso Gnóstico debe estudiar a fondo métodos y sistemas de acción conducentes a propagar por doquiera estas ideas, con el propósito de formar ambiente para nuestros hermanos del espacio.

Es necesario, es urgente propagar estas enseñanzas y formar verdaderos hogares para nuestros hermanos del espacio.

Invitamos a los hermanos de todas las Religiones, Escuelas y sectas a este gran congreso Ecuménico Internacional, espiritual sin distingos de credos, raza, sociedad, escuela, orden, sexos, color.

PAZ INVERENCIAL.

SAMAEL AUN WEOR

Publicado en Platillos Voladores

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal