BINAH

"¡Salve Cisne Sagrado! Hamsa milagroso.

¡Salve Ave Fénix del Paraíso!

¡Salve Ibis inmortal! Paloma del Grial

¡Energía Creadora del Tercer Logos!".

Ritual Gnóstico

Binah es el Espíritu Santo, es el Tercer Logos, el Señor Shiva de los Indostaníes, que se manifiesta como POTENCIA SEXUAL en todo lo que es, ha sido y será.

El Espíritu Santo es la Fuerza Sexual que vemos en los pistilos de las flores, eso que se expresa en los Órganos Creadores de todas las especies que viven; Fuerza maravillosa sin la cual el Universo no podría existir.

Los kabalistas acomodan los distintos Sephirotes de la Kábala Hebraica a los Mundos. Así por ejemplo, que el Anciano de los Días es un punto del Espacio Infinito, es eterno como símbolo. Chokmah está gobernado por el Zodíaco y es verdad. Dicen que Binah está gobernado por Saturno; ahí llegamos a un punto en que tenemos que disentir, no quiero decir que no esté gobernado el Espíritu Santo por Saturno, que no haya una relación entre ambos, sí la hay, pero no es todo, porque no hay duda que en el Mundo de Júpiter está relacionado en cierta forma con Binah, puesto que tiene Poderes, Trono y que él lava las Aguas de la Vida.

Del Ain Soph (el Átomo Súper divino) emanan KETHER, CHOKMAH Y BINAH, la Corona de la Vida, el resplandeciente Dragón de Sabiduría.

Cuando llegue la GRAN NOCHE CÓSMICA, el resplandeciente Dragón de Sabiduría se absorberá dentro del Ain Soph... ¡He ahí la Trinidad absorbiéndose dentro de la Unidad! ¡He ahí al Santo Cuatro, el TETRAGRAMMATON de los kabalistas!

La Trinidad, la Tríada Perfecta, Padre, Hijo y Espíritu Santo más la Unidad de la Vida es el Santo Cuatro, los Cuatro Carpinteros Eternos, los Cuatro Cuernos del Altar, los Cuatro Vientos del Mar, el Santo y Misterioso Tetragrammaton cuya palabra mántrica es Iod-He-Vau-He, el nombre terrible del Eterno.

El Espíritu Santo se desdobla en una Mujer inefable, ésta es la Divina Madre, viste túnica blanca y manto azul. El Espíritu Santo es Shiva, el Divino Esposo de Shakti, LA DIVINA MADRE KUNDALINI.

La Divina Mujer es una Virgen Inefable, esta Divina Madre está simbolizada entre los Aztecas por una Virgen misteriosa (ver monografía Nº 10 del libro "Magia Crística Azteca"), esta virgen tiene en su garganta una misteriosa boca; es que la garganta es el útero donde se gesta la palabra, los Dioses crean con la laringe.

"En el principio era el Verbo y el Verbo estaba con Dios y el Verbo era Dios. Este era en el Principio con Dios. Todas las cosas por el fueron hechas y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. En él estaba la Vida y la Vida era la Luz de los hombres".

EL Verbo hizo fecundas las Aguas de la Vida y el Universo en su estado germinal surgió espléndido en la aurora.

El Espíritu Santo fecundó a la Gran Madre y nació el Cristo. El 2º Logos es siempre hijo de la Virgen Madre.

Ella es siempre virgen antes del parto, en el parto y después del parto. Ella es Isis, María, Adonía, Insoberta, Rea, Cibeles, etc.

Ella es el Caos Primitivo, la Sustancia Primordial, la Materia Prima de la Gran Obra.

El Cristo Cósmico es el Ejército de la Gran Palabra y nace siempre en los Mundos y es crucificado en cada uno de ellos para que todos los seres tengan vida y la tengan en abundancia.

El Espíritu Santo es el Hacedor de Luz: "dijo Dios, hágase la luz y la luz fue hecha". El Sentido esotérico es: "Porque lo dijo fue".

La Tierra tiene 9 Estratos y en el Noveno está el Laboratorio del 3° Logos. Realmente el 9º Estrato está en todo el centro de la masa planetaria, ahí está el Santo Ocho, el Divino Símbolo del Infinito en el cual están representados el Cerebro, Corazón y Sexo del Genio Planetario.

Una Sagrada Serpiente se enrosca en el corazón de la Tierra, precisamente en la 9ª Esfera. Ella es séptuple en su constitución y cada uno de sus 7 Aspectos Ígneos se corresponde con cada una de las 7 Serpientes del Hombre.

LA ENERGÍA CREADORA del Tercer Logos elabora los elementos químicos de la Tierra, con toda su multifacética complejidad de formas. Cuando esta Energía Creadora se retire del centro de la Tierra, nuestro mundo se convertirá entonces en un cadáver. Así es como mueren los Mundos.

El Fuego Serpentino del Hombre dimana del FUEGO SERPENTINO DE LA TIERRA. La Serpiente terrible duerme profundamente entre su misterioso nido de huecas esferas raras, semejantes realmente a un verdadero rompecabezas Chino. Estas son esferas concéntricas astrales y sutiles. Verdaderamente, así como la Tierra tiene 9 Esferas Concéntricas y en el fondo de todas está la terrible Serpiente, así las tiene también el hombre, porque éste es el Microcosmos del Macrocosmos.

El hombre es un Universo en miniatura, lo infinitamente pequeño es análogo a lo infinitamente grande.

El hidrógeno, Carbono, Nitrógeno y Oxígeno son los 4 Elementos básicos con los cuales trabaja el Tercer Logos. Los elementos químicos están dispuestos en orden de sus pesos atómicos, el más ligero es el Hidrógeno, cuyo peso atómico es 1 y termina con el Uranio cuyo peso atómico es 238,5 y resulta de hecho el más pesado de los elementos conocidos.

Los Electrones vienen a constituir un puente entre el Espíritu y la Materia. El Hidrógeno en sí mismo es el elemento más enrarecido que se conoce; LA PRIMERA MANIFESTACIÓN DE LA SERPIENTE. Todo elemento, todo alimento, todo organismo se sintetiza en determinado tipo de Hidrógeno. La Energía Sexual corresponde al Hidrógeno 12, y su nota musical SI.

La Materia Electrónica Solar es el Fuego Sagrado del Kundalini. Cuando liberamos esa energía, entramos en el Camino de la Iniciación Auténtica.

La Energía del Tercer Logos se expresa por medio de los Órganos Sexuales, y por medio de la Laringe Creadora. Estos son los dos instrumentos a través de los cuales fluye la Poderosa Energía Creadora del Tercer Logos.

Cuando se trabaja con el Arcano A.Z.F., se despierta la SERPIENTE SAGRADA. El Flujo ascendente de la Energía Creadora del Tercer Logos, es el Fuego Vivo. Ese Fuego Pentecostal sube a lo largo del Canal Medular abriendo centros y despertando poderes milagrosos.

En el México antiguo en el Templo de las Serpientes, llamado QUETZALCOATL, se adoraba al Espíritu Santo, con túnica y manto de colores blanco, negro y rojo, echaban entre ascuas de fuego, caracoles en polvo, para ello utilizaban caracoles marinos blancos, negros y rojos. El Blanco es el Espíritu Puro, el Negro simboliza la caída del Espíritu en la Materia, y el Rojo es el Fuego del Espíritu Santo, con el cual regresamos a la blancura del Espíritu Puro.

Ese incienso subía hasta el Cielo, el Sacerdote oraba por la vida y florecían las plantas porque el Espíritu Santo es el Fuego Sexual del Universo. El rito se verificaba en el templo de Quetzalcoatl antes de salir el Sol, porque el Espíritu Santo es el Hacedor de Luz, el Sacerdote vocalizaba los mantrams IN EN.

Jonás el profeta, también verificaba el rito del Espíritu Santo exactamente lo mismo que los Aztecas y usaba para ello las mismas vestiduras y sahumerios. También vocalizaba los mantrams IN, EN cuando echaba el sahumerio entre el fuego.

Este rito debe establecerse en todos los Santuarios Gnósticos. Los caracoles están relacionados con el agua del mar y el Agua es el habitáculo del Fuego del Espíritu Santo. Así pues, resultan los caracoles marinos el sahumerio perfecto del Espíritu Santo.

La Madre o Espíritu Santo nos da Poder y Sabiduría. Los símbolos de la Virgen son: el Yoni, el Cáliz y la TÚNICA DE OCULTACIÓN.

Publicado en Tarot y Kabala

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal