TIPHERETH

TIPHERETH es el Esposo de la Esposa, el MANAS SUPERIOR de la Teosofía Oriental, que no es otra cosa sino el Alma Humana, el Causal. Es esa Alma que sufre y que da la parte muy humana en nosotros.

Debemos distinguir entre lo que es el Alma Humana y Tiphereth en sí mismo. Es muy fácil confundir a Tiphereth con el Causal. El Cuerpo Causal viene a ser el Vehículo de Tiphereth.

Algunos Kabalistas pretenden que el Mundo de Tiphereth, el Mundo del Alma Humana o del Hijo del Hombre propiamente dicho, está gobernado por el Sol. Realmente no es así pues está gobernado por Venus, por este motivo es que el Cristo es crucificado en Viernes Santo y eso es algo que podremos meditar.

El Matrimonio de Ginebra, la Divina Amazona, el Alma Divina, con el Caballero, el Alma Humana, es un evento maravilloso en el cual experimentamos una transformación radical, porque "el Buddhi es como un vaso de alabastro fino y transparente, dentro del cual arde la llama de Prajna (el Ser).

Los textos esoteristas Indostánicos mencionan constantemente a la famosa Trimurti Atman-Buddhi-Manas. Esto es el Intimo con sus dos Almas, el Alma Espiritual (femenina) y el Alma Humana (masculina).

La fuente y base de la Alta Magia se encuentra en el desposorio perfecto de Buddhi-Manas, ya en las regiones puramente Espirituales o en el Mundo Terrestre.

Los Colegios Iniciáticos Auténticos enseñan con claridad, que la Bella Helena es el Buddhi, el Alma Espiritual de la Sexta Iniciación Venusta, el Shakti Potencial Femenino del Ser Interno. La Bella Helena de Troya, es la misma Elena del Fausto de Goethe.

Elena significa claramente los desposorios de Nous (Atman-Buddhi) con Manas (el Alma Humana). La unión mediante la cual se identifican CONCIENCIA Y VOLUNTAD, quedando por tal motivo dotadas, ambas Almas, con Divinales Poderes.

La Esencia de Atman, del Primordial, del Eterno y Universal Fuego Divino, se encuentra contenido dentro del Buddhi que en plena conjunción con Manas determinan el Masculino-Femenino.

EL Y ELLA, Buddhi y Manas, son las Almas Gemelas dentro de nosotros mismos (aunque el Animal Intelectual todavía no las tenga encarnadas), las dos Hijas adoradas de Atman. El Esposo y la Esposa Eternamente enamorados.

La Eterna Dama, el Alma Espíritu, exige siempre de su Caballero, el Alma Humana, todo género de inauditos sacrificios y prodigios de valor.

¡Dichoso el Caballero que después de la Dura Brega celebre sus esponsales con Ginebra, la Reina de los Jinas!

El Animal Intelectual equivocadamente llamado Hombre, tiene encarnada dentro de sí mismo una fracción del Alma Humana.

A tal fracción se le denomina "Esencia", en el Zen Nipón se le llama simplemente el "Budhata", es el Material Psíquico con el cual se puede y debe fabricar el Embrión Áureo. (Véase el libro "El Misterio del Áureo Florecer").

Lamentablemente la Esencia subyace en sueños dentro de ese abigarrado y grotesco conjunto de entidades sumergidas, tenebrosas, que constituyen el Ego, el Mí Mismo, el Sí Mismo. Empero tal Esencia es la materia prima para fabricar Alma, concepto éste, que desafortunadamente no ha sido todavía muy bien entendido por nuestros estudiantes Gnósticos.

El Tao Chino enseña claramente que la Esencia enfrascada entre todo ese conjunto de Yoes-Diablos que constituyen el Ego, tiene que pasar en la Novena Esfera por incesantes transformaciones Alquímicas antes de convertirse en la "PERLA SEMINAL".

La Perla Seminal desarrollándose mediante la Magia Sexual y el trabajo formidable con la Lanza de Longibus (convertir en polvareda cósmica el Ego Animal), ha de convertirse en el Embrión Áureo.

El reflejo maravilloso de la Energía Sexual en forma de torbellino luminoso como cuando un rayo de luz regresa al chocar contra un muro, viene a cristalizar dentro de nosotros en la Flor Áurea, la cual como es sabido establece dentro del neófito un Centro Permanente de Conciencia.

El Embrión Áureo vestido con el Traje de Bodas del Alma experimenta en verdad un goce supremo en el instante en que se fusiona con el Alma Humana. Desde ese instante se dice de nosotros que somos Hombres con Alma, Individuos Sagrados, personas verdaderamente responsables en el sentido más completo de la palabra.

En el Embrión Áureo se encuentran resumidas todas las experiencias de la vida, y por ello es ostensible que origina transformaciones de fondo en los Principios Neumáticos Inmortales del hombre. Así es como nos convertimos en Adeptos de la Blanca Hermandad.

El Mundo de Tiphereth es el Mundo de la Voluntad. EN ESE MUNDO SÓLO SE HACE LA VOLUNTAD DEL PADRE, ASÍ EN LOS CIELOS COMO EN LA TIERRA.

Es un Mundo que está más allá de la Mente, es de un color azul eléctrico intenso, existen muchos otros colores, pero el fundamental es el azul.

En ese Mundo de las Causas Naturales se encuentra uno a muchos Bodhisattvas que trabajan bajo la dirección de su Real Ser.

En ese mundo prima la música, el sonido. Todo el que llega a la 5ª Iniciación del Fuego se hace Adepto y tiene permitida la entrada al Mundo de la Música. Ahí se encuentra el TEMPLO DE LA MÚSICA DE LAS ESFERAS.

Uno de los Guardianes de dicho Templo es un Gran Maestro que cuando vivió en el Mundo Físico se llamó Beethoven. Es un Gran Iniciado; sus nueve sinfonías son maravillosas.

Todo el que llega a esa Región tiene que aprender las nociones fundamentales de la Música porque es el Verbo. En esa sublime Región se oye la Música de las Esferas que se basa en los Tres Compases del Mahavan y del Chotavan que mantienen al Universo en su ritmo, y su marcha es perfecta, no puede haber error en esa música.

En la Región de Tiphereth está el Paño de la Verónica que significa "Voluntad Cristo", que hay que hacer la voluntad del Padre.

Es imposible obtener la Voluntad Consciente sin trabajar en la Novena Esfera. Hay muchos lugares en que se someten a tremendas torturas para adquirir la Voluntad Consciente, pero solamente almacenan alguna energía.

El verdadero Fakir tiene su Gurú y no sale del Indostán. Los Fakires adquieren muchos poderes pero nada más, hay algunos que suben un brazo y no lo vuelven a bajar más, ahí se les seca. con esos actos persiguen la Voluntad, pero la Voluntad de ahí no pasa, no logran fabricar el Cuerpo de la Voluntad Consciente. Toda esa milagrería desvía a la gente, por eso los Fakires están desviados.

UNA VEZ FABRICADO EL CUERPO DE LA VOLUNTAD CONSCIENTE SE HACE UNO DOS VECES NACIDO.

Publicado en Tarot y Kabala

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal