EXTRACCIÓN DEL MERCURIO

1- El Mercurio Femenino se extrae de la Cal de Luna.

2- Hay que aprender a manejar las fuerzas sexuales femeninas del Sol, simbolizadas por el águila con cabeza de mujer.

3- Hay que aprender a manipular la Cal de Luna, para extraer el Mercurio vulgar, el Mercurio femenino.

4- La cal de Luna embebida en aceite de oro puro, se seca al calor del Sol, para transmutarla dentro de nuestro matraz del laboratorio sexual.

5- Esa cal de Luna, esos principios sexuales femeninos de la Luna, deben ser sabiamente transmutados en nuestro laboratorio biogenético.

6- La Cal de Luna debe ser depositada en una vasija de tierra bien cocida.

7- Esa vasija o recipiente son nuestras mismas glándulas sexuales.

8- Hay que agregarle el Vitriolo y el salitre a la Cal de Luna, para revolverla incesantemente con una varilla o palo, hasta extraer de la cal de Luna el Mercurio vulgar, el Mercurio femenino que necesitamos para trabajar en la Gran Obra.

9- Los dos Mercurios: Masculino y Femenino, engendran el Fuego Sagrado.

10- Las dos serpientes que se enroscan en el CADUCEO de Mercurio, cuando hacen contacto en el TRIVENI, en la región Sacra, engendran el Fuego Sagrado.

11- Empero, es necesario extraer el Mercurio femenino de la Cal de Luna, para que ésta ascienda por el cordón ganglionar de la izquierda.

12- Al fin los dos Mercurios, las dos Serpientes del Caduceo de Mercurio, se tocan con la cola para despertar el Kundalini.

13- Hay que agregarle agua al recipiente, para que hierva la vasija incesantemente.

14- Esa agua primero es negra, luego roja, luego blanca, y de distintos colores.

15- Es el Camaleón Universal, el Ave Fénix resucitado de entre sus propias cenizas: es la Salamandra que subsiste en el FUEGO.

16- Con el contacto sexual extraemos de la Cal de Luna ese Mercurio Femenino, esas hormonas de increción sexual que necesitamos para el trabajo sagrado con nuestra Piedra Bendita.

17- En el Ser humano común y corriente, la Serpiente derecha asciende, mientras la izquierda desciende hacia los propios infiernos atómicos del hombre, para la satisfacción pasional.

18- Hay necesidad de extraer el Mercurio de la Cal de Luna, para hacer subir la Serpiente Lunar caída, y preparar las dos Serpientes del Caduceo de Mercurio, para el advenimiento del FUEGO.

19- Hay que levantar la Serpiente caída.

20- El CADUCEO de Mercurio tiene dos Culebras.

21- La una se enrosca con la cabeza hacia arriba, la otra se enrosca con la cabeza hacia abajo.

22- La una es OD, la otra es el OB de los antiguos Kabalistas.

23- La Culebra con la cabeza hacia arriba, es Solar Masculina.

24- La Culebra con la cabeza hacia abajo, es Lunar.

25- Hay que levantar la Serpiente caída.

26- Antes de que el hombre hubiera salido del Edén, las dos Serpientes estaban levantadas sobre la vara, pero cuando el hombre salió del Paraíso, Jehová Dios dijo a la Serpiente:

27- "Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo, sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida" (Vers. 14, Cap. 3: GÉNESIS).

28- Esta Serpiente Lunar, esta Serpiente caída, esta Serpiente pasionaria, hay que levantarla sobre la vara para encender el Fuego.

29- Estos principios sexuales femeninos debemos aprender a manipularlos, para lograr el nacimiento del Niño de Oro de la Alquimia Sexual.

30- Debemos luchar contra la pasión animal y herirla en el calcañal, ya que ella nos ha herido en la cabeza.

31- Debemos luchar contra la bestia vencedora.

32- Debemos extraer el Mercurio vulgar de la Cal de Luna, para levantar la Serpiente caída.

33- Los ángeles tienen sus dos polos, masculino y femenino de su fuerza sexual, fluyendo hacia arriba, hacia la cabeza.

34- Los seres humanos tienen su energía sexual dividida; mientras las corrientes Solar masculina positiva asciende, la corriente sexual negativa femenina Lunar desciende.

35- Hay que levantar el polo negativo nuestra fuerza sexual.

36- Esto es lo que se llama extraer el Mercurio vulgar de la Cal de Luna.

37- Las dos Serpientes deben fluir hacia arriba, hacia la cabeza, como en los ángeles.

Publicado en Tratado de Alquimia Sexual

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal