EL SUEÑO DE LA CONCIENCIA

Bienamados discípulos gnósticos: Con mucho esfuerzo y gran amor hemos llegado al penúltimo capítulo de este «Mensaje de Navidad 1968-1969» y conviene para bien de la Gran Causa eliminar ciertas malezas que obstruyen el camino.

En todo esto existe algo demasiado grave: Quiero referirme en forma enfática al sueño de la CONCIENCIA.

Los cuatro evangelios insisten en la necesidad de DESPERTAR pero desgraciadamente las gentes suponen que están despiertas.

Para colmo de males existe por ahí cierta clase de sujetos muy psíquicos por cierto, que no solamente duermen sino que además sueñan que están despiertos.

Esa clase de gentes se auto-denominan "dizque" videntes y resultan demasiado peligrosas porque proyectan sobre los demás sus sueños, alucinaciones y locuras; Son esos precisamente los que endilgan a otros delitos que no han cometido y desbaratan hogares ajenos.

Resulta obvio comprender que no estamos hablando, contra los legítimos clarividentes, sólo nos referimos ahora a los alucinados, a esos equivocados sinceros que sueñan estar despiertos.

Con pena profunda hemos podido evidenciar que el fracaso esotérico se debe en verdad a la CONCIENCIA dormida.

Muchos devotos gnósticos sinceros y amantes de la VERDAD fracasan realmente debido a ese lamentable estado de la CONCIENCIA dormida.

En los antiguos tiempos sólo se enseñaba el GRAN ARCANO, el MAITHUNA, el SEXO-YOGA, a los neófitos que DESPERTABAN CONCIENCIA; sabían muy bien los HIEROFANTES que los discípulos dormidos, tarde o temprano abandonan el trabajo en la NOVENA ESFERA.

Y lo peor del caso es que esos fracasados se AUTO-ENGAÑAN pensando de sí mismos lo mejor. Casi siempre caen como rameras en brazos de alguna nueva escuelita que les brinde alguna especie de consuelo y después pronuncian frases como las siguientes: "Yo no sigo con las enseñanzas gnósticas porque estas exigen una pareja y esto es cosa de uno mismo, la liberación, el trabajo es cosa que hay que buscarla solo".

Naturalmente todas estas palabras de AUTO-CONSUELO y AUTO-CONSIDERACIÓN sólo tienen por objeto la propia AUTO-JUSTIFICACIÓN.

Si esas pobres gentes tuvieran la CONCIENCIA DESPIERTA evidenciarían su error, comprenderían que ellos no se hicieron solos, que tuvieron un padre y una madre, que hubo un coito que les dio la vida.

Si esas pobres gentes tuvieran la CONCIENCIA DESPIERTA verificarían por si mismos que tal como es arriba es abajo y viceversa; Experimentarían en forma directa su cruda realidad, se darían cuenta cabal del lamentable estado en que se encuentran; Comprenderían la necesidad del MAITHUNA para fabricarse los CUERPOS SOLARES, el traje de bodas del alma y lograr así ese NACIMIENTO SEGUNDO del cual habló el GRAN KABIR JESÚS al RABINO NICODEMUS.

Pero tales dechados de sabiduría duermen y no son capaces en verdad de verificar por si mismos que están vestidos con CUERPOS PROTOPLASMÁTICOS, con harapos LUNARES, que son unos cuitados y miserables.

Los soñadores, los dormidos que suponen estar despiertos, no solamente se dañan a sí mismos sino también causan graves daños a sus semejantes.

Yo creo que el equivocado sincero, el dormido que sueña estar despierto, el MITÓMANO que a sí mismo se cree SUPER-TRASCENDIDO, el alucinado que se califica de ILUMINADO, en verdad puede y suele hacer a la humanidad muchísimo más daño que aquel que jamás en su vida ha ingresado a nuestros estudios.

Estamos hablando en un lenguaje muy duro; empero podéis estar seguro querido lector, que muchos dormidos, alucinados, al leer estas líneas en vez de detenerse un momento para reflexionar, corregir y rectificar, buscarán solo la forma de apropiarse mis palabras con el evidente propósito de documentar sus locuras.

Para desgracia de este pobre hormiguero humano, las pobres gentes tienen dentro un pésimo secretario que mal interpreta las enseñanzas GNÓSTICAS, quiero referirme al YO PLURALIZADO, al MÍ MISMO.

Lo más CÓMICO de MEFISTÓFELES es la forma como se disfraza de SANTO; es claro que al EGO le place que lo pongan sobre los altares y que lo adoren.

Resulta patético, evidente, comprender a fondo, que mientras la CONCIENCIA continúe embotellada entre él YO PLURALIZADO, no solamente dormirá sino lo que es peor, tendrá algunas veces el mal gusto de soñar que está despierta.

El peor género de locura resulta de la combinación de la MITOMANÍA con las alucinaciones.

El tipo del MITÓMANO es aquel que presume de DIOS, que se siente SUPER-TRASCENDIDO, que desea que todo el mundo le adore.

Esta clase de sujetos al estudiar este capítulo le acomodan a otros mis palabras y piensan de si mismos que ya disolvieron el YO aunque lo tengan mas robusto que un gorila.

Cuando un MITÓMANO DORMIDO trabaja en la FRAGUA de los CÍCLOPES, podéis estar bien seguros de que muy pronto abandonará el trabajo diciendo: Yo ya logré el Nacimiento Segundo; yo estoy liberado; he renunciado al NIRVANA por amor a la humanidad, soy un DIOS.

En nuestro querido Movimiento Gnóstico hemos podido ver cosas muy feas; resulta espantoso ver a los MITÓMANOS, a los dormidos alucinados profetizando locuras, calumniando al prójimo, calificando a otros de MAGOS NEGROS, etc. Eso es espantoso.

¡Diablos juzgando a diablos! No quieren darse cuenta todos esos dechados de perfección que en este mundo doloroso en que vivimos; casi resulta un imposible encontrar alguna vez un santo.

Todo mago es más o menos negro, de ninguna manera se puede ser blanco mientras el demonio, el YO PLURALIZADO, esté metido entre el cuerpo.

Eso de andar diciendo por ahí que fulano de tal está caído es ciertamente una broma de muy mal gusto por que en este mundo toda la gente está caída.

Eso de calumniar al prójimo y destruir hogares con falsas profecías, es propio de alucinados, de gente que sueña que está despierta.

Si alguno de verdad quiere AUTO-DESPERTARSE, que entonces se resuelva a morir de momento en momento; que practique la meditación de fondo, que se liberte de la mente, que trabaje con las Runas tal como en este libro las hemos enseñado;

Aquí a esta SEDE PATRIARCAL DEL MOVIMIENTO GNÓSTICO constantemente me llegan cartas de muchos dormidos que dicen: Mi mujer, o fulano, o zutano, etc. está muy evolucionado, es un alma demasiado vieja, etc.

Esos pobres dormidos que así hablan piensan que el tiempo y la EVOLUCIÓN puede DESPERTARLOS, AUTO-REALIZARLOS, llevarlos a la LIBERACIÓN FINAL. No quieren comprender esas personas que la EVOLUCIÓN y su hermana gemela la INVOLUCIÓN son exclusivamente dos leyes mecánicas de la naturaleza que trabajan en forma armoniosa y coordinada en todo lo creado.

Cuando uno DESPIERTA CONCIENCIA comprende la necesidad de emanciparse de esas dos leyes y de meterse por la senda de la REVOLUCIÓN.

Queremos gente DESPIERTA, firme, revolucionaria; de ninguna manera aceptamos frases incoherentes, vagas, imprecisas, insípidas, inodoras, etc.

Debemos vivir alertas y vigilantes como el vigía en época de guerra. Queremos gente que trabaje con los tres factores de la REVOLUCIÓN DE LA CONCIENCIA.

Lamentamos tantos casos de sinceros equivocados dormidos que sólo trabajan con un solo factor muchas veces mal usado desgraciadamente.

Necesitamos comprender lo que somos; pobres bestias dormidas, máquinas controladas por el EGO.

Publicado en Tratado Esotérico de Magia Rúnica

ImprimirCorreo electrónico

Capitulos Relacionados

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal