PARSIFAL

Hablemos ahora sobre los caballeros Templarios, platiquemos un poco sobre esos fieles custodios del SANTO GRIAL; que nos escuchen los dioses, que nos inspiren las musas.

¿Y qué diremos del Castillo de Monsalvat?. Cantemos todos el himno del Grial:

HIMNO DEL GRIAL

"Día por día, dispuesto para la última cena del amor divino, el festín será renovado, cual si por última vez hubiese hoy de consolarle, para quien se haya complacido en las buenas obras. Acerquémonos al ágape para recibir los dones augustos".

"Así como entre dolores infinitos corrió un día la sangre que redimió al mundo, sea mi sangre derramada con corazón gozoso por la causa del héroe Salvador, en nosotros vive por su muerte el cuerpo que ofreció para nuestra redención...

"Viva por siempre nuestra fe, pues que sobre nosotros se cierne la Paloma, propicia mensajera del Redentor. Comed del pan de la vida y bebed del vino que para nosotros manó".

Ved allá... ¡Hombres y dioses! a los caballeros del Grial y a sus escuderos. Todos ellos visten con túnicas y mantos blancos, semejantes a los de los Templarios, pero en vez de la roja TAU de éstos, ostentan con todo derecho, una paloma en vuelo cernido en las armas y bordada en los mantos.

Extraordinario símbolo del TERCER LOGOS, viviente signo del ESPÍRITU SANTO, VULCANO, esa fuerza sexual maravillosa con la cual podemos hacer tantos prodigios y maravillas.

Bueno... conviene penetrar profundamente en el hondo significado del drama de WAGNER.

Que digan algo AMFORTAS tipo específico del remordimiento; TITUREL, la voz del pasado; KLINGSOR, el mago negro; PARSIFAL, la redención; KUNDRY, la seducción; GURNEMANZ, la tradición.

Suenan las trompetas maravillosas con su solemne diana y GURNEMANZ y sus dos escuderos se arrodillan y rezan silenciosos la oración matutina.

Vienen del GRIAL dos fuertes caballeros con el evidente propósito de explorar el camino que va a seguir AMFORTAS, el rey del Sagrado Cáliz.

El viejo sucesor del rey TITUREL viene más temprano que de costumbre a bañarse entre las sagradas aguas del lago, con el deseo de calmar los fuertes dolores que le afligen, desde que recibiera para desgracia suya, la espantosa lanzada con que el perverso mago negro KLINGSOR le hirió.

¡Triste historia la de KLINGSOR! ¡Horror! Equivocado sincero, como muchos que andan por ahí.

Vivía en un espantoso yermo de penitente, quiso ser santo. Se declaró enemigo de todo lo que tuviera sabor sexual; lucho espantosamente contra las pasiones animales; llevó sobre su cuerpo flagelado cruentos silicios y lloró mucho.

Empero, todo fue inútil, la lujuria, la lascivia, la impudicia secreta se lo tragaba vivo a pesar de todos sus esfuerzos y sacrificios. Entonces ¡Oh Dios!, impotente el infeliz para eliminar las pasiones sexuales, resolvió mutilarse con sus propias manos, castrarse.

Después, suplicando, tendió sus manos hacia el GRIAL, pero fue rechazado con indignación por el Guardián.

Creyó el desgraciado que odiando al ESPÍRITU SANTO, rechazando al TERCER LOGOS, destruyendo los órganos sexuales, podría ser admitido en el castillo de Monsalvat.

Pensó el infeliz, que podría ser admitido en la orden del SANTO GRIAL sin el MAITHUNA, sin haber logrado antes el nacimiento segundo, vestido con harapos lunares.

Supuso este pobre cuitado y malhadado caballero que se podría entrar a trabajar con el SEGUNDO LOGOS, (EL CRISTO) sin haber antes trabajado con el TERCER LOGOS (EL ESPÍRITU SANTO, EL SEXO).

Al fin despechado el tenebroso KLINGSOR resolvió vengarse injustamente de los nobles caballeros del SANTO GRIAL.

Transformó aquel yermo de penitente en un Jardín hechicero y fatal de voluptuosos deleites, y lo llenó de exquisitas y diabólicas mujeres peligrosamente bellas.

Allí en esa mansión deliciosa acompañado de sus beldades, espera en secreto a los caballeros del GRIAL para arrastrarlos a la concupiscencia que inevitablemente conduce a las gentes a los MUNDOS INFIERNOS.

Aquel que se deja seducir por las provocativas diablesas, es su victima; a muchos caballeros logró llevar a perdición.

AMFORTAS, rey del GRIAL, combatió al mal aventurado KLINGSOR, quiso ponerle límite a la plaga del encantamiento fatal, pero cayó rendido de pasión en los brazos impúdicos de la lujuriosa KUNDRY.

Momento formidable para KLINGSOR, tonto hubiera sido perder la oportunidad, arrebata audazmente la lanza sagrada de las manos de AMFORTAS y luego, es claro, que triunfante se aleja riendo. Así fue como AMFORTAS el rey del GRIAL perdió aquella lanza bendita con que LONGINOS hiriera en el Gólgota el costado del señor.

AMFORTAS herido también en el costado con la llaga espantosa del remordimiento, sufre lo indecible.

KUNDRY, deliciosa mujer de extraordinaria belleza, sufre también con el remordimiento, mas sirve humildemente a los hermanos del SANTO GRIAL.

En el fondo, tú, mujer fatal eres sólo un instrumento de perfidia al servicio del mago de las tinieblas; quieres marchar por la senda de la luz, pero caes hipnotizada por el tenebroso.

AMFORTAS sumido en profunda meditación íntima escucha en estado de éxtasis las palabras misteriosas que salen del GRIAL: "El sapiente, el iluminado por la compasión, el casto inocente, espéralo: Él es el elegido".

En esto, algo extraordinario sucede, algo insólito; se promueve gran alboroto entre las gentes del GRIAL, porque precisamente del lado del lago han sorprendido a un ignorante muchacho qué, errante por aquellas riveras, acaba de herir de muerte a un cisne, ave sagrada, de inmaculada blancura.

Pero, ¿A qué tanto escándalo? Para PARSIFAL eso corresponde a un pasado ya lavado afortunadamente entre las preciosas aguas del LETEO.

¿Quién no ha herido de muerte al CISNE SAGRADO? ¿Al tercer Logos? ¿Quién no ha asesinado al HAMSA milagroso?. ¿El espíritu SANTO? ¿Quién fornicando no ha asesinado al AVE FÉNIX del paraíso? ¿Quién no ha pecado contra el IBIS INMORTAL?. ¿Quién no ha hecho sangrar la paloma santa, símbolo viviente de la FUERZA SEXUAL?.

PARSIFAL, es claro, que había llegado a la inocencia total después de haber sufrido mucho; el hijo de HERZELEIDE (una pobre mujer del bosque), ignoraba realmente las cosas mundanales, estaba protegido por su inocencia.

Inútiles resultaron las mujeres flores de KLINGSOR, no pudieron las desdichadas seducir al inocente y huyeron vencidas.

Inútiles resultaron los esfuerzos seductores de HERODÍAS, GUNDRIGIA, KUNDRY, todas sus artes fracasaron y viéndose vencida, clama, pide auxilio a KLINGSOR y éste último desesperado arroja enfurecido la lanza sagrada contra el muchacho.

Empero, PARSIFAL estaba protegido por la inocencia y la lanza en vez de atravesar su cuerpo, flota un instante sobre su cabeza; el muchacho la atrapa con su mano derecha y luego bendice con esta aguda arma, hace la señal de la cruz y el castillo de KLINGSOR se hunde entonces entre el abismo convertido en polvareda cósmica.

Después viene lo mejor, PARSIFAL acompañado de su Gurú GURNEMANZ entra al templo de Montserrat, España, Cataluña.

Se abren ahora las puertas del templo y en solemne procesión penetran en el santo lugar todos los caballeros del SANTO GRIAL. Ellos se van colocando ordenadamente y con infinita veneración ante dos largas mesas enmanteladas, paralelas, entre las que queda en medio un espacio libre.

Deliciosos momentos aquellos en que se celebra la cena mística, el banquete cósmico del CORDERO PASCUAL.

Extraordinarios instantes aquellos en que se come el pan y se bebe el vino de la TRANSUBSTANCIACIÓN.

Resplandece gloriosamente durante el ritual aquel cáliz bendito donde JOSÉ de ARIMATEA recogió la sangre que manaba de las heridas del Señor en el Gólgota de todas las amarguras.

Momentos inefables del PLEROMA son aquellos en que PARSIFAL cura milagrosamente la herida de AMFORTAS aplicándole al costado la misma lanza bendita que lo hirió.

Símbolo formidable el de esa lanza, fálico en un ciento por ciento, sexual en forma íntegra.

AMFORTAS cayó por el SEXO, sufrió espantosamente con el dolor del remordimiento, pero gracias a los Misterios Sexuales, se regeneró, sanó totalmente.

El GRAN KABIR JESÚS dijo: "Quien quiera venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame".

Los caballeros del SANTO GRIAL se negaron a sí mismos disolviendo el YO PLURALIZADO, incinerando semillas satánicas, bañándose en las aguas del LETEO y del EUNOE.

Los CABALLEROS DEL SANTO GRIAL, trabajaron en la fragua encendida de Vulcano; jamás ignoraron que la cruz resulta de la inserción del PHALO VERTICAL en el CTEIS FORMAL.

Los CABALLEROS DEL SANTO GRIAL se han sacrificado por la humanidad, han trabajado con amor en la GRAN OBRA DEL PADRE.

Publicado en Tratado Esotérico de Magia Rúnica

ImprimirCorreo electrónico

Con un click en la publicidad apoyas este proyecto

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal