RUNAS DORN Y THORN

runas-dorn-y-thorn

Hace apenas unos pocos días se me ocurrió visitar nuevamente el templo de Chapultepec en México.

Cierta hermana se prosternó humildemente ante las puertas del templo implorando la entrada; las suplicas sinceras siempre son escuchadas.

La Maestra LITELANTES y yo entramos tras de aquella suplicante; francamente no puedo negar que lleno de profunda veneración y devoción, avancé caminando de rodillas como lo hacen muchos penitentes, ascendiendo así lentamente por cada una de las gradas del santuario.

LITELANTES entró muy alegre... jugueteando un poco... hube de ponerme un poco severo... ella se extrañó de mi actitud; ya dentro del templo soy distinto, tuve que decirle.

La oportunidad de puertas abiertas fue aprovechada por un grupo de gentes lunares, pobres gentes...

LITELANTES y mi insignificante persona que nada vale, nos sentíamos tan distintos a todas esas gentes vestidas con harapos lunares... ¡que diferentes son en verdad los CUERPOS SOLARES!.

Lo asombroso fue entonces la forma como avanzó el grupo LUNAR, sin veneración, sin respeto.

Empero, pude comprender claramente y con entera lucidez que debería mirar aquel grupo con simpatía, pues era gente selecta y con muchos meritos.

Desafortunadamente no era hora de reunión, la forma como entraron esas personas tampoco fue muy ordenada.

El maestro Superior del templo les regañó severamente y hasta les saco del templo, canto en un lenguaje tan delicioso... y todo el mundo tuvo que retirarse.

Yo me he quedado reflexionando en todo esto; el AMOR del CRISTO es formidable; este grupo lunar es muy sincero, los pobrecitos no han llegado al NACIMIENTO SEGUNDO pero merecen que se les ayude y el Señor los cuida y cultiva como si fuesen delicadas florecillas de invernadero, al fin se les darán buenas oportunidades para trabajar en la NOVENA ESFERA, entonces sí ¡desdichados serán! si llegaren a fracasar en la difícil prueba.

El descenso al AVERNO, a la NOVENA ESFERA, fue desde los antiguos tiempos la prueba máxima para la suprema dignidad del Hierofante: BUDDHA, JESÚS, DANTE, HERMES, KRISHNA, QUETZALCOATL, etc., tuvieron que bajar a la morada de PLUTÓN.

Allí está el antro donde aúlla CERBERO, prodigio de terror, que con sus ladridos, sus tres enormes cabezas chatas y su cuello rodeado de serpientes llena de espanto a todos los difuntos.

En esas penosas profundidades moran aquellos que murieron engañados, por el veneno de la PASIÓN SEXUAL; Evadme, Pasifae, Laodamia... y también la pobre reina DIDO, aquella que antes había jurado fidelidad a las cenizas de SIQUEO.

Allí viven muchos héroes de la antigua Troya: Glauco, Medente, Tersíloco, Polibetes, Ideo... tan amado y tan temido.

Allí están las terribles sombras de AGAMENÓN y AYAX, y de muchos otros AQUEOS que pelearon contra Troya, huyen y gritan entre aquellas tinieblas... Reviviendo la vida, como si aún se estuviesen batiendo en la llanura regada por el sol, ebrios de luz y sangre.

Allí está la siniestra ciudad, ceñida de triple muralla, de la que salen horribles gemidos lastimeros y ruido de cadenas.

Allí las tres furias (DESEO, MENTE Y MALA VOLUNTAD) azotan a los culpables con esos látigos horribles que silban como lenguas de víboras.

En esas tenebrosas regiones sumergidas viven también los TITANES de la antigua ATLÁNTIDA, que intentaron escalar el firmamento, conquistar otros mundos del espacio infinito sin haber llegado a la santidad verdadera.

En el Tártaro viven los fornicarios, adúlteros, homosexuales, asesinos, borrachos, avaros, egoístas, ladrones, estafadores, iracundos, violentos, codiciosos, envidiosos, orgullosos, vanidosos, perezosos, glotones, fundadores de malas doctrinas, hipócritas fariseos, traidores y materialistas ateos enemigos del ETERNO.

Inmensa es ¡Oh Dios! la multitud de delitos y aunque tuviese, cien bocas, mil lenguas y voz de acero, jamás alcanzaría a enumerarlos todos.

Bajar a esas regiones minerales de la Tierra, a ese sub-mundo, resulta demasiado fácil, pero volver a subir, regresar a la luz del sol, es espantosamente difícil, casi imposible.

Cuando nací en el MUNDO CAUSAL o mejor dijéramos, UNIVERSO PARALELO DE LA VOLUNTAD CONSCIENTE, resplandeció sobre el altar del templo el paño sagrado de la Verónica.

Correspondiente a la EDAD DE BRONCE, se encuentran cinceladas en las rocas, muchas cabezas con coronas de espinas.

Existió un culto al dios de las espinas, las cuales bien consideradas y examinadas juiciosamente nos presentan claramente la figura simbólica de la RUNA THORN.

En los sagrados misterios del CULTO ESPINA se daban prácticas especiales para desarrollar la VOLUNTAD CONSCIENTE.

DORN, ESPINA, significa VOLUNTAD, recordad hermanos GNÓSTICOS que nuestro LEMA DIVISA es THELEMA.

El DIVINO ROSTRO coronado de ESPINAS, significa THELEMA, es decir, VOLUNTAD CONSCIENTE.

DORN es también el PHALUS, el principio volitivo de la MAGIA SEXUAL (MAITHUNA).

Hay que acumular inteligentemente mediante el PHALUS esa energía seminal que al ser refrenada y transmutada se convierte en THELEMA, VOLUNTAD.

Ármate con voluntad de acero, recuerda buen lector que sin la ESPINA que punce, que hiera, no salta la chispa, no brota la luz.

Solo con THELEMA, (VOLUNTAD CRISTO), podremos regresar desde el TÁRTARO hasta la luz del sol.

En Verdad os digo, que la VOLUNTAD CRISTO sabe obedecer al PADRE así en los cielos como en la tierra.

Cuidaos de la MALA VOLUNTAD, esta última en si misma es la fuerza de SATÁN, deseo concentrado.

PRACTICA

postura-runa-dorn

En la posición militar de pie firme y con el rostro hacia el oriente, colocad el brazo derecho en tal forma que la mano quede apoyada sobre la cintura o cadera, describiendo la forma de esta RUNA.

Cantad ahora las sílabas mántricas, TA, TE, TI, TO, TU, con el propósito de desarrollar en ti mismo la VOLUNTAD CRISTO.

Este ejercicio debe practicarse todos los días al salir el sol.


Hay 460 invitados y ningún miembro en línea

La Biblioteca Gnóstica es un servicio gratuito
Tu donativo ayuda a mantenerlo activo

Realizalo de manera segura
a traves de PayPal